Entrevista en el CC Matienzo

Entrevista al Equipo de Investigación en Tecnología Aplicada a la Danza, InTAD, Departamento de Artes del Movimiento, Universidad Nacional de las Artes.

María José Giovo

Equipo de Comunicación-Club Cultural Matienzo,

Facción-Mediactivismo desde Latinoamérica

Conductora en Facción Radio

En julio del año pasado se desarrolló en el Club Cultural Matienzo la Primera Residencia en Tecnologías Multimediales Interactivas, en la cual más de treinta artistas trabajaron con el entorno de programación Isadora realizando obras que intervinieron varios espacios de la casa del Club con instalaciones performáticas site-specific.

En ocasión de programarse la Segunda Residencia, que se va a realizar desde el día 16 hasta el 21 de mayo en el Club, entrevistamos a los integrantes del InTAD que van a estar a cargo, Maximiliano Wille y Aníbal Zorrilla.

¿Cómo es el proceso de enseñanza?

Maximiliano: La Residencia es un taller de creación artística multi e interdisciplinaria utilizando tecnología digital interactiva. No es un curso de programación en Isadora, sino que se emplea este entorno de programación debido a que es muy accesible y permite alcanzar resultados muy interesantes en poco tiempo y sin necesidad de que el artista se convierta en un experto en programación.

Aníbal: La Residencia dura seis días; durante los dos primeros nos concentramos en conocer el manejo de las herramientas más importantes del entorno de programación Isadora, luego en los tres días siguientes dividimos a los asistentes en grupos y les asignamos un espacio de la casa del Club para intervenir con una performance que incluya la tecnología digital interactiva. El sábado por fin hacemos una muestra como parte de las actividades de ese fin de semana del CCM. Ese día es muy importante, porque es el momento en que los residentes muestran su trabajo y reciben la devolución del público.

¿Cómo se trabaja la combinación de la tecnología y el arte?

Aníbal: En esta Residencia el desafío es construir la performance desde el punto de cruce entre el mundo digital y el cuerpo, explorar la forma en que el cuerpo, que puede ser el del performer o el del espectador o ambos, habita el tiempo y el espacio virtual del mundo digital. Es un punto de encuentro entre dos realidades que por su propia naturaleza no se pueden reducir a una común a las dos, por lo menos en el plano de nuestra existencia en el mundo como sujetos/cuerpos humanos y en el estado actual de la evolución de la tecnología.

Maximiliano: Uno de los trabajos de la Primera Residencia se titulaba “El Cuerpo no Puede Reducirse a un Secuencia de Números”, y expresaba esta idea de irreductibilidad: para habitar el mundo virtual el cuerpo debe hibridizarse y prolongarse por medio de extensiones que se adapten a él. Uno de los procedimientos que exploramos en nuestro trabajo es la forma en que el cuerpo funcione como la fuente de los datos que el sistema tecnológico utilice, como dice Johannes Birringer, el cuerpo como input  del dispositivo.

¿Isadora es un software? ¿Cómo trabaja?

Maximiliano: Isadora es un lenguaje o entorno de programación gráfico de alto nivel, desarrollado por Mark Coniglio para su compañía Troka Ranch, que dirige junto con Dawn Stoppiello desde 1994 hasta la actualidad. Tiene una interfaz gráfica de usuario extremadamente accesible que permite comenzar a programar casi inmediatamente que el usuario conoce el software e invita a la exploración y a la creación artística.

Aníbal: Está basada en la idea de Miller Puckette de cajas y cables que representan los procesos que ejecuta el software y el flujo de datos, realizada por primera vez en el lenguaje Patcher de mediados de los años 80, antecesor de Pure Data y Max/Msp.

Maximiliano: Diseñado “por artistas y para artistas”, como dice Coniglio en el sitio web de Isadora, el programa está fuertemente orientado al procesamiento de imagen en tiempo real, utilizando procesos automatizados o datos tomados del entorno a través de cámaras, micrófonos o sensores como cámaras infrarrojas o el Kinect. Trabaja tomando flujos de video de cámaras web o archivos y sometiéndolos a diferentes procesos, como cambios de color, tamaño y textura, retardos, máscaras y distintos tipos de mezclas, entre otros, configurables de manera estática o dinámica a través de procesos automáticos o datos tomados del entorno.

¿Qué se llevan los alumnos durante la residencia y a quien está apuntada?

Maximiliano: La residencia es un espacio de trabajo intensivo e integral que prioriza tres ejes: la enseñanza,  uso y manejo del software Isadora como herramienta creativa en la manipulación de imágenes y sonido en tiempo real aplicada a la escena artística, el trabajo colectivo e interdisciplinario a modo de laboratorio/clínica como espacio de creación y composición, y finalmente todos los aspectos que demanda la organización y difusión de la muestra de cierre.

Aníbal: Los residentes tienen el desafío de realizar una performance utilizando las nuevas tecnologías y enfrentarse a todos los problemas que presenta, con la necesidad de encontrar una solución viable y realizar la muestra exitosamente. Está dirigida a artistas como bailarines, actores, artistas plásticos, escenógrafos, iluminadores, músicos, escenógrafos y creadores tecnológicos, entre otros, aunque realmente el interesado se puede acercar desde cualquier disciplina artística.

¿Cómo fue la experiencia de la primera residencia y qué esperan para esta nueva edición?

Aníbal: La Primera Residencia fue una experiencia vertiginosa en muchos aspectos, de integración grupal, de contacto con artistas que tenían cada uno puntos de vista distintos, algunos por la disciplina artística que practicaban y otros por el origen, ya que hubo varios residentes del interior y de otros países: al menos la tercera parte de los integrantes no eran de Buenos Aires. Hubo situaciones de todos los tipos: urgencias, frustraciones y superaciones, conflictos y resoluciones, idas y vueltas, en fin, se vivió con mucha intensidad, mucha concentración y mucha entrega.

Maximiliano: Fue un aprendizaje extraordinario para todos. Se produjeron cuatro performances muy distintas, pero en todas ellas el público era un performer más. Además los distintos espacios estuvieron intervenidos aprovechando sus particularidades y transformando lo que al principio podía verse como limitaciones y dificultades en características particulares que participaban de la creación de sentido de la obra.

Aníbal: En esta segunda edición vamos a jerarquizar más la muestra final, ya que en la primera, debido a que el resultado artístico superó nuestras expectativas, sentimos que la forma en la que elegimos realizarla no fue la mejor. Esperamos crear para nosotros los organizadores y los residentes una experiencia artística completa, llena de sentido, que sea una realización más en nuestra carrera y que sirva de estímulo para que los residentes incluyan la tecnología digital interactiva en sus creaciones.

flyer-residencia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s